Pan ácimo, el pan de la sinceridad y la verdad.

Si todavía no lo sabes y te preguntas por qué he tardado tanto en volver a escribir, te diré que no, no es porque haya estado en África, mi plan para el mes pasado. El caso es que antes de marcharme me di cuenta de que algo no era normal. Y tras diferentes pruebas confirmamos que estoy embarazada, cosa que cambió drásticamente los planes pero eso quizá te lo cuente en otra ocasión.

El caso es que además de estar en shock, he sufrido mareos, náuseas y algunos vómitos que me han hecho estar convaleciente y aunque aún no estoy al cien por cien, gracias a 5 cápsulas de Cariban al día, al menos me puedo levantar de la cama y he recuperado algunas costumbres de mi agrado como cocinar, estudiar y escribir… Yo, que nunca quiero tomar nada, que me opongo hasta al paracetamol…

Ayer estrené mi horno nuevo con un brownie que aunque se quemó un poco por fuera está muy rico, y hoy he decidido preparar pan ácimo.

Para judíos y cristianos el pan ácimo tiene un significado especial. La tradición judeocristiana cuenta que el pueblo de Moisés salió huyendo intempestivamente de Egipto, sin mucho tiempo para terminar de preparar el pan, por lo que durante el viaje hacia Israel el pan que se consumió era pan ácimo. Los cristianos católicos emplean una especie de pan ácimo en forma de oblea.

Por mucho tiempo el pan ácimo fue el único que se preparaba con harina integral y se cocinaba poniendo la masa sobre piedras o cenizas calientes. Posteriormente el pan ácimo fue evolucionando hasta convertirse en muchas de las variedades de pan que conocemos hoy en día. Esa evolución se dio gracias a que se descubrió la levadura. Actualmente muchas personas siguen elaborando el pan ácimo, bien sea por razones de sencillez (es el más fácil de elaborar), por razones religiosas (es un símbolo de sinceridad y verdad al no estar «adulterado») o de salud (al no contener levadura, aceite, azúcar…)

Como el pan ácimo se elabora con harina integral y sin grasas, resulta más saludable que los panes blancos que se elaboran con harinas refinadas, y que muchos panes integrales que recurren a grasas como aceite o mantequilla.

Así que si por un motivo y otro te he despertado el interés en preparar una de estas tortitas ponte manos a la obra.

¿Qué tienes que hacer?

pan ácimo virginia quetglas rincón de nana
Pan ácimo

Coge 650 gramos de harina integral y mézclalos con 150 gramos de agua y una cucharadita de sal, si lo deseas. Amasa bien todos los ingredientes y déjalos reposar 45 minutos. Después haz 12 bolitas y tápalas con un trapo limpio de cocina.

Enciende el horno a 250 grados y cuando ya esté caliente, amasa una bola, yo sobre la tabla de amasar pongo unas semillas de sésamo negro y así cuando paso el rodillo se quedan pegadas a la superficie. Te tienen que quedar unos discos de unos 25 centímetros, bien finitos. Y ya están listos para que los metas en el horno. Dos minutos por un lado, le das la vuelta y dos minutos por el otro, siempre sobre la bandeja del horno que tiene que estar caliente. No la saques. Puedes hacer los 12 o si sólo vas a preparar para una o dos personas, deja el resto de bolitas sobre la tabla bajo el trapo y por la noche volverás a tener pan calentito en 5 minutos.

¿Qué te parece mi receta de pan ácimo? ¿Te animas a probar el pan más antiguo de la historia?

Me encantaría saber si has preparado este pan y si lo has hecho tal cual o lo has modificado. Para ello, sube una foto a Instagram, etiquetame (@elrincondenanabyvirginia) y añade el hashtag #inspirandoconamor

Y si te han surgido dudas o te apetece compartir recetas conmigo, déjame un comentario aquí abajo.

No olvides que si deseas mejorar tu bienestar con mi ayuda, puedes pedirme una cita vía email (virginia@elrincondenana.es)

¡Que la salud te acompañe!

Virginia Quetglas
Naturópata y directora de la Escuela de Cocina Sana, El Rincón de Nana 
Las informaciones contenidas en esta web se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido de la misma, y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. Ninguna de las informaciones ni de los productos mencionados en www.elrincondenana.es están destinados a diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Solo deseamos asesorarte sobre cómo disfrutar de una vida saludable, a través de consejos, recetas, sugerencias, etc. Estos artículos están pensados para personas mayores de edad y sanas. Por favor, ¡se responsable!
Sobre las terapias naturales, advertimos a todos los usuarios de la naturaleza no sanitaria de las terapias naturales y no convencionales; y el hecho de que los beneficios físicos y/o psíquicos que pueden derivarse de la utilización de las técnicas ofertadas no esté garantizado.

9 comentarios

  1. virginia soy Mayte y si es como beo es super fácil según tu receta lo hare ya te ire diciendo
    cosas vesitos y felicidades

  2. hola virginia beo q es faci intentare hacerlo haver como se me da gracias y muchas felicidades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.