¿Tomas infusiones de ortiga? Yo, no puedo vivir sin ella…

Hipócrates, padre de la medicina, la utilizó en más de sesenta de sus recetas. En el mundo de la medicina, la ortiga ha sido usada para tratar la neumonía, el reumatismo, alergias, gangrena y asma…

Hace unos meses ya te confesé mi amor por la ortiga. Si no leíste ese artículo haz click aquí.

Como son muchas las cosas que te puedo contar sobre esta maravilla verde, hoy amplio la información con este artículo que espero que te guste. Y si es así, ¿por qué no lo compartes en tus redes sociales y así ayudamos a otras personas a mejorar su bienestar y de paso me ayudas a dar a conocer mi trabajo? Si finalmente lo vas a hacer ya te doy las gracias por anticipado.

Pero vamos a por lo que te interesa si has entrado en esta entrada de mi web, que es saber más sobre la ortiga. ¡Toma nota y sigue hasta el final porque tienes una receta muy sencilla esperándote!

La ortiga es una planta usada ancestralmente con fines medicinales. Los griegos tenían gran conocimiento de sus beneficiosas virtudes.  Sus propiedades son numerosas. Esta planta tiene una influencia muy positiva en la salud. La ortiga es un excelente compañero de viaje para mantener en excelente estado su organismo, ya que nos aporta muchos nutrientes y cuida de nuestro cuerpo y también de nuestro cabello, sus usos son innumerables tanto internos como externos. Las tisanas de ortiga, y su uso en sopas y cremas le hacía un alimento muy utilizado y muy apreciado en la antigüedad. Se utilizaba mucho en la cocina de los conventos.

Hipócrates, padre de la medicina, la utilizó en más de sesenta de sus recetas. En el mundo de la medicina, la ortiga ha sido usada para tratar la neumonía, el reumatismo, alergias, gangrena y asma.

La ortiga ha sido utilizada como diurético para eliminar el exceso de agua del cuerpo a través de los riñones. Este efecto también hace de la ortiga una planta útil como terapia adjunta para el tratamiento de infecciones del tracto urinario, ya que al aumentar el volumen de orina, puede ayudar a eliminar las bacterias de los riñones y del tracto urinario. Algunos usan la ortiga para la prevención de cálculos renales.

Es estimulante del aparato digestivo. La ortiga hace trabajar correctamente al páncreas, a la vesícula biliar y al estómago, por lo que mejora en general a todo el sistema digestivo. Esto se logra debido a la histamina que contiene en sus pelos (conocidos como “urticantes”). Aumenta las secreciones de jugo gástrico, las enzimas y el ácido clorhídrico para desmenuzar mejor los alimentos que contienen lípidos o proteínas. A su vez, la ortiga contiene mucílagos, una fibra que favorece los movimientos del intestino (peristálticos), al contraer los músculos y hacer que el bolo alimentario pase más rápido al sistema excretor. Es decir que funciona como un excelente laxante.

Es antiarterosclerótica. Esta patología del sistema circulatorio es provocada por la aparición en las arterias de los ateromas. Se trata de cúmulos lipídicos (colesterol) que se van adhiriendo a la pared interna, por lo que la circulación de la sangre se ve obstaculizada, al disminuir el diámetro de “paso”, aumentando también la presión arterial. Cuando forman coágulos y taponan las arterias pueden causar embolia, infartos, etc. Contiene una gran cantidad de clorofila que activa y mejora la circulación de la sangre.

El tratamiento en este caso es preparar un zumo de ortiga (licuado). La ortiga ofrece, entre otros nutrientes, calcio, silicio, zinc, cobre, magnesio y al menos 7 vitaminas. Para poder tratar y reducir la anemia se puede beber un caldo vegetal que se obtiene cocinando ortigas y otras verduras (puerro, zanahoria, acelga…..) con agua, ha este caldo le incorporas una cucharada de Levadura Nutricional, otra de polvo de Alfalfa eco cruda, una pizca de semillas de comino molido. Esta sopa durante varias semanas, tomada en un vaso en acompañamiento con cualquier comida.

Es depurativa y diurética. Si duda es una de las propiedades más destacadas. Tiene la facilidad de aumentar la producción de orina debido a la clorofila, el potasio y los ácidos orgánicos que contiene la ortiga. A su vez, permite perder el apetito, siendo ideal para las dietas para bajar de peso o reducir la ansiedad por la comida. La ortiga sirve para eliminar el agua que se acumula en el cuerpo y por ello está presente en muchos planes alimentarios de invierno. Combate a su vez el reumatismo, la retención de líquidos, la hidropesía y la ascitis. Permite a su vez eliminar las toxinas de la sangre, siendo idónea para el colesterol, la diabetes y eliminar el exceso de ácido úrico. Rebaja el nivel de azúcar en sangre, favorece la expulsión de piedras en los riñones y mejora la circulación al eliminar el exceso de calcio y lípidos.

Modo de empleo:

5 o 8 gramos al día diluido en licuados, sopas, cremas, salsas, infusiones, batidos, cataplasmas…

RECETA CON ORTIGA (infusión)

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas secas de ortigas (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • stevia en hojas (para endulzar)

Elaboración

  • Pon a hervir un vaso de agua e infusiona la cucharadita de ortiga.

 

 

Podemos tomar 2 tazas de infusión de ortigas al día.

Sienta muy bien y nos permitirá hacer mejor la digestión si la bebemos después de las comidas.

Contraindicaciones

  • Es recomendable evitar el consumo de infusión de ortigas si solemos tener la tensión baja
  • No es adecuado que beban infusión de ortigas las mujeres embarazadas
  • Asimismo, como siempre ocurre con las plantas naturales, es necesario que veamos primero cómo no sienta. No debemos excedernos en su consumo ni utilizarla como sustitutivo de una medicación
  • Si tomamos medicamentos para la tensión o la diabetes tampoco será recomendable tomarla de forma regular.

No dudes en consultar con tu médico ante cualquier duda.

Y sigue cuidándote para que la salud te acompañe, como siempre te deseo.

Virginia Quetglas
Naturópata – Coach Nutricional – Directora de la Escuela de Cocina Sana El Rincón de Nana
Asociada COFENAT nº 11143
Las informaciones contenidas en esta web se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido del mismo, y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. Ninguna de las informaciones ni de los productos mencionados en www.elrincondenana.es están destinados a diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Solo deseamos asesorarte sobre cómo disfrutar de una vida saludable, a través de consejos, recetas, sugerencias, etc. Estos artículos están pensados para personas mayores de edad y sanas. Por favor, ¡se responsable!
Sobre las terapias naturales: Escuela de Cocina Sana CB advierte a todos los usuarios de la naturaleza no sanitaria de las terapias naturales y no convencionales; y el hecho de que los beneficios físicos y/o psíquicos que pueden derivarse de la utilización de las técnicas ofertadas no está garantizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*