No existen enfermedades sino PERSONAS enfermas

“En mi consulta el cliente, habitualmente enfermo, se debe hacer consciente de su propia responsabilidad frente a su salud y tomar las riendas de su vida”.

Cuando paso consulta utilizo mis conocimientos en naturopatía, basándome en el cambio de algunos hábitos para mejorar la higiene (de sueño, intestinal, alimentaria…) y en el uso de sustancias exclusivamente naturales (no se consideran medicamentos), para mejorar los desequilibrios que afectan a la salud de mis clientes.

Como el padre de la medicina, Hipócrates creía y de lo que yo también estoy completamente segura después de años de ponerlo en práctica; primero en mí misma, después en mi familia y finalmente en mis clientes, el cuerpo posee un poder innato, llamado fuerza vital, para curarse a sí mismo. Simplemente necesita las herramientas oportunas para funcionar correctamente que son una alimentación saludable, el descanso adecuado y el ejercicio físico moderado. Con esto como base, los desequilibrios pueden mejorar con pequeñas ayudas (plantas, oligoelementos, hidroterapia, suplementos, masajes, correcciones higiénicas, depuraciones, ayunos, flores de bach…) dependiendo del caso. Estas ayudas son muy similares a las que utiliza la medicina tradicional china o el ayurveda. Y con estas técnicas y un correcta salud emocional (causa de numerosos conflictos y origen de prácticamente todos los desequilibrios), se consigue una rápida y efectiva recuperación o mejora significativa la salud.

“En mi consulta el cliente, abitualmente enfermo, se debe hacer consciente de su propia responsabilidad frente a su salud y tomar las riendas de su vida”

Si nuestro organismo está bloqueado por una dieta inadecuada, falta de sueño, ejercicio, tensiones físicas, tensiones emocionales, contaminación ambiental, actitud mental negativa, uso de cosmética tóxica, etc. se ingieren y/o producen toxinas que evitan que el mecanismo natural de autocuración y el sistema inmunológico funcionen correctamente.

Es un dicho popular que un resfriado se cura en siete días y si vamos al médico en solo una semana. Lo que quiere decir que nuestro cuerpo necesitará el mismo tiempo para sanar tanto si  nos medicamos como si no.  Como naturópata confío en la capacidad natural del organismo para superar la mayoría de las enfermedades sin necesidad de los importantes efectos secundarios que los medicamentos a
opáticos generan a medio y largo plazo.

Ya que no es imprescindible claudicar a lo que nos aconsejan los médicos, de hecho he comprobado que con muchos de ellos es fácil “negociar” y llegar a acuerdos como por ejemplo evitar el uso de los mencionados antibióticos cuando no es imprescindible, debemos responsabilizarnos de nuestra salud y tomar decisiones.

Con esto aprovecho para explicar que cuando alguien me visita sin haber acudido al médico y parece existir una patológica, mi primera recomendación será justo que visite a un profesional de la medicina convencional para que este realice las pruebas oportunas y establezca un diagnóstico sobre el que poder trabajar. Cuando ya se ha realizado estas pruebas y el pertinente diagnóstico me gusta revisarlo en la consulta ya que es importante para decidir cómo encauzar el caso para que mi trabajo no interfiera negativamente sino todo lo contrario, para que se convierta en un complemento útil e interesante.

Cuando no existen patologías diagnosticadas mi trabajo cobra su verdadero sentido ya que se trata de un plan de prevención que suele resultar muy exitoso, desapareciendo las señales que el cuerpo utilizaba para avisarnos de que algo no andaba correctamente antes de que esto derivara en una enfermedad.

Las infecciones rara vez se producen en un organismo bien cultivado, y en el caso de aparecer enfermedades, se deben dejar manifestar los pertinentes síntomas en lugar de reprimirlos, permitiendo que el organismo se defienda y recupere la salud.

Pero como dice el título de esta entrada, “no existen enfermedades sino enfermos” con lo que si te apetece acudir a mi consulta para personalizar cuáles podrían ser verdaderas ayudas en tu día a día para complementar tus tratamientos médicos o mejor aún para prevenir ciertas patologías o mejorar tu calidad de vida, solo tienes que solicitarme cita o más información por whatsapp (687597903) esta podrá ser en mi consulta, vía telefónica, por skype o por mail (virginia@elrincondenana.es).

Más información aquí.

Virginia Quetglas

Naturópata, coach nutricional y directora de la Escuela de Cocina Sana, El Rincón de Nana 
Las informaciones contenidas en esta web se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido del mismo, y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. Ninguna de las informaciones ni de los productos mencionados en www.elrincondenana.es están destinados a diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Solo deseamos asesorarte sobre cómo disfrutar de una vida saludable, a través de consejos, recetas, sugerencias, etc. Estos artículos están pensados para personas mayores de edad y sanas. Por favor, ¡se responsable!
Sobre las terapias naturales: Escuela de Cocina Sana CB advierte a todos los usuarios de la naturaleza no sanitaria de las terapias naturales y no convencionales; y el hecho de que los beneficios físicos y/o psíquicos que pueden derivarse de la utilización de las técnicas ofertadas no está garantizado.

2 comentarios en “No existen enfermedades sino PERSONAS enfermas”

  1. Dieta01.Com

    Hola

    Esta genial 🙂

    Saludos

    1. virginia

      ¡Muchas gracias por visitar mi web y por tu comentario! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*