¿Es verde o “ESTÁ” verde?

¿Habías visto alguna vez un pimiento de padrón maduro? Al organismo le sientan bien los alimentos cuando han alcanzado su maduración óptima. De hecho cuando el pimiento está rojo es cuando contiene mayores niveles de nutrientes como por ejemplo de vitamina C.

No es que sean “peligrosos” o que NO deban consumirse NUNCA. Incluso en ocasiones son interesantes.

Pero lo cierto, es que el pimiento verde no es una variedad sino un pimiento que no ha madurado, ya sea italiano, de padrón, mallorquín, etc…

Y lo que sí sabemos es que al organismo le sientan bien los alimentos cuando han alcanzado su maduración óptima. De hecho cuando el pimiento está rojo es cuando contiene mayores niveles de nutrientes como por ejemplo de vitamina C.

¿Habías visto alguna vez un pimiento de padrón maduro?

¿Pensabas que eran verdes?

Aquí te dejo un vídeo que puede ayudarte a entender algo tan sencillo que puede sonarnos muy extraño después de toda una vida consumiéndolos así…

Puedes dejarme tu opinión en comentarios.

Y, ¡que la salud te acompañe!

Virginia Quetglas
Naturópata y Directora de la Escuela de Cocina Sana El Rincón de Nana

Las informaciones contenidas en esta web se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido del mismo, y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. Ninguna de las informaciones ni de los productos mencionados en www.elrincondenana.es están destinados a diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Solo deseamos asesorarte sobre cómo disfrutar de una vida saludable, a través de consejos, recetas, sugerencias, etc. Estos artículos están pensados para personas mayores de edad y sanas. Por favor, ¡se responsable!

Sobre las terapias naturales: Escuela de Cocina Sana CB advierte a todos los usuarios de la naturaleza no sanitaria de las terapias naturales y no convencionales; y el hecho de que los beneficios físicos y/o psíquicos que pueden derivarse de la utilización de las técnicas ofertadas no está garantizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*