¿Qué es el Rincón de Nana?

Siempre he sentido la necesidad imperiosa de ayudar a las […]

Siempre he sentido la necesidad imperiosa de ayudar a las personas. En especial a los niños, a los ancianos, a los marginados, a los que no saben que la vida es maravillosa y que tiene fecha de caducidad… También me gustan los animales y las plantas. Cuando era pequeña siempre estaba rodeada de animales y mi merienda favorita era la fruta, arrancada con ilusión de los árboles que mis abuelos paternos tenían sembrados en su enorme huerto.

Mi vida a dado muchos aventureros e interesantes y a veces increíbles tumbos. Pero me centraré en el año 2014 cuando ya había decidido cambiar mi forma de alimentarme, casarme con un hombre maravilloso e irme a vivir con él al campo rodeados de animales que no habían corrido con buena suerte hasta el momento. Ese fue el momento de mi vida en el que empecé a permitirme ser feliz por completo. Pues excepto por el miedo que tengo al día que dejaré de existir ya he aprendido a disfrutar plenamente de la vida, paladear cada momento y a perdonarme cuando no se hacerlo para volver a intentarlo sin sentimiento de culpa.

Y en esa época, tan solo medio año atrás sucedió algo que lo cambiaría todo y que encauzaría mis pasos, cumpliendo sueños que todavía no había ni siquiera soñado…

Nana llegó a casa metida en una caja de cartón. Elena me dijo que fuera con cuidado al abrirla, pues era una cerdita de granja muy salvaje que les había mordido al cogerla del corral en el que se encontraba solita, y supongo que asustada, porque Nana había sido separada de su madre y sus hermanos poco después de nacer.

Era tan pequeñita que la dueña de la granja donde nació no la quería. Decía que nadie querría comprar un cerdo tan pequeño y además al ser tan diminuta y haberla tenido que separar de sus hermanos para que no la mataran, estaba ocupando un corral que ella necesitaba para otra cerda que estaba a punto de parir. Así que Nana era una molestia.

Era tan pequeñita...
Era tan pequeñita…

¡Cuidado! si abres la caja se escapará, me dijo Elena. ¿Qué pretendía que hiciera con una cerdita que mordía y corría como un cohete? Pedro, mi marido, se decidió a abrir la caja y Elena le dio unos guantes para que no pudiera hacerle mucho daño si le mordía. Pero cuando Pedro sacó a aquel angelito de la caja dijo que no hacían falta guantes y para quitárselos la puso en mis manos, donde después de unas caricias se quedó completamente dormida, exhausta por el cansancio y el stress al que había sido sometida.

Fue increíble ver como iba creciendo ese ser tan maravilloso que aunque era diminuta emanaba cariño por los cuatro costados. Inteligente, divertida, cariñosa, graciosa, limpia, glotona, juguetona, cabezota, sorprendente, amorosa… Podría llenar mil lineas tan solo con adjetivos para definir a aquel ser que me había robado el corazón.

Los seis meses que vivió en casa fueron maravillosos porque ella conseguía cada día robarnos una sonrisa. Su peculiar olor a bebe y sus ronquiditos nunca podrán desaparecer de mi mente. A veces, mientras cocino, creo que sigue pegadita a mis pies esperando algún trocito de calabacín, una judía o un trocito de pimiento rojo. Pero lamentablemente, y obviaré cómo para no hurgar más en el terrible dolor que me produjo, Nana se marchó. Un grave accidente ante mis ojos que no pude evitar por mucho que lo intenté arrancó de mi lado al ser más maravilloso que jamás he conocido.

Este será su rinconcito, donde permanecerá viva con su eterna sonrisa, que siempre me regalaba cuando después de golpearme con su morrito durante horas, se quedaba dormidita entre mis brazos, regalándome aquel calorcito en el que a ella le encantaba descansar.

Descansa mi pequeñita mientras yo te mantengo viva, gordita y feliz como tú eras en un rincón muy grande de mi corazón.

Todos los días lloro su perdida y cuando el dolor florece me refugio en mi cocina, entre mis recetas, libros y cacharros. Y quiero compartir contigo que estás leyendo estas lineas todo lo que descubro día a día. Esto es; El rincón de Nana.

Si has perdido a algún ser querido, no dudes en compartirlo conmigo si lo deseas. Te entenderé y procuraré ayudarte. Porque compartir alivia el dolor de la pérdida. Convertiremos nuestras lágrimas en una sonrisa al recordarles.

Gracias por entrar en El rincón de Nana y por compartirlo con tus amigos.

15 comentarios en “¿Qué es el Rincón de Nana?”

  1. ana

    se lo que sientes yo perdi un ser querido muy especial para mi de una manera muy fuerte pero fue su decision y ya hace 13 años y no lo olvidare nuncaa

    1. Virginia Quetglas

      Vaya Ana! Qué doloroso. Es difícil ponerse en el lugar de alguien que decide terminar con su vida… Mi abuelo un día salió a pescar y jamás volvió. Él fue el hombre que me cuidó durante toda mi infancia como si fuera mi padre y he soñado muchas veces que está vivo. Aunque el tiempo pasa y el dolor es menos intenso es casi imposible despedirse de alguien que nos importa. Creo que el ser humano no está hecho para aceptar la muerte…

  2. Dani García

    Hola Virginia:
    Me ha encantado!!!
    Me parece una idea preciosa, así que recomendare “El Rincón de Nana” y espero que tengas mucha suerte con el y te sirva para mantener un recuerdo bonito y feliz de Nana…Recordar a los seres que no están con alegría, serenidad y amor es desde mi punto de vista el mejor.Muchos besos.

    1. Virginia Quetglas

      Gracias Dani! Voy a recordarla desde la cocina, el lugar favorito de mi pequeña y el mío tambien.

      Me alegra que tus palabras queden reflejadas en esta primera entrada de mi pequeño proyecto de vida… Un abrazo enorme!

  3. ana

    igual que tu el era como mi padre y el asi me trato como una hija

  4. Maria Jesús

    Que preciós Virginia, m’ha encantat, ets una persona amb una sensibilitat extraordinària, segueix així, és tan difícil avui dia que hi hagi persones amb tan bon fons que em meravella el teu bon cor.

    1. Virginia Quetglas

      No tenc paraules… Mil gracies per valorar aquest bocinet de mi…

  5. Francisco

    Dolorosa perdida de un ser que aun siendo un animal es capad de producir inmensos momentos de alegría felicidad, ternura cariño, etc. etc. He tenido toda mi vida perros y comparto todo lo que dices y sientes pero…….
    Nana se marchó. Un grave accidente ante mis ojos que no pude evitar por mucho que lo intenté arrancó de mi lado al ser más maravilloso que jamás he conocido.
    decir que ha sido el ser mas maravilloso que jamás has conocido, creo que es depreciar a todas esas personas maravillosas que te rodean ¿no crees? Incluido tu marido por el que veo que sientes pasión.
    Enhorabuena por esta nueva andadura en la que te has embarcado, te deseo toda clase de éxitos y parabienes. Un abrazo. Siempre adelante, tu puedes si tu te lo crees y quieres

    1. Virginia Quetglas

      Hola Francisco. Muchas gracias por tus palabras. Respondiendo a tu pregunta solo puedo decirte, para que veas que a mi alrededor nadie se siente despreciado, que si le preguntaras a mi marido probablemente te diría lo mismo sobre la maravillosa que fue Nana…

  6. Eugenio

    Dentro de la mala suerte que tuvo Nana, fué afortunada de caer en vuestras manos.

    1. Virginia Quetglas

      Sinceramente creo que fuimos nosotros los afortunados…

      Un besito, Eugenio!

  7. Caty boned

    Uf !!te e leído…y sólo me caen lágrimas por la cara…no sabes cómo te entiendo..Yo tenia una perra y la lleve al veterinario para que la operaran para no tener bebés …ya que estaba teniendo muchos problemas…había tenía una menstruación tan fuerte que le había salido el útero hacia afuera…le daba medicación …le pinchaba día si día no para ver si bajaba la inflación,mi marido alucinaba de que un perro pitbull (supuestamente peligroso) cm dice la gente de dejara hasta pinchar x mi y más se lo hacia cuando comía así la tenía despistadilla,pero cm todo eso no funcionaba me aconsejaron operarla,pasado dos horas me llama la veterinaria y me dice que la operación no a ido bien y que danka a fallecido en ella!!no me lo podía creer!!!!!pero si solo tiene un año…una operación sencilla…uff años después sigo llorando y hoy mirando tu rincón y después d conocerte La verdad que me confirmas que tienes un gran corazón!

    1. Virginia Quetglas

      Qué penita me ha dado tu historia Caty… La verdad es que cada vez que recuerdo a Nana se me hace un nudo en la garganta y se me saltan las lágrimas. Lo único que me consuela es recordar cuánto la quisimos y como ella se sentía querida entre nosotros. Era tan feliz… Ojalá hubiera forma de hacerla volver. He cumplido muchos de mis sueños, pero este es uno que se que jamás podré hacer realidad. Nunca podré olvidarme de ella. Y por eso este es el “rincón” de mi corazón dónde siempre la recuerdo. ¡Un abrazo!

  8. Rodrigo Rodriguez

    Prueba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*