Lista para empezar mejor el día

Últimamente me veo rodeada de personas que se sienten mal… A unos se les hincha la tripa después de comer sin explicación aparente, muchos no pueden dormir bien o ni siquiera conciliar el sueño, otros están tristes o malhumorados, nerviosos, padeciendo alergias, contracturas o dolores de cabeza… Y esto es solo un pequeño resumen… La ansiedad y los malos hábitos se han apoderado de la gran mayoría de la población española, aunque tampoco creo que solo algo que sucede en mi país…

Y sí, esto no es nuevo. Pero últimamente creo que la cosa está empeorando. Así que, como a través de mis clases y mi consulta no llego a todos, he decidido escribir una lista de hábitos interesantes para ayudarte y que aprendas, mejores o prestes más atención y te cuides un poquito más. ¿Qué te parece?

Disfruta de empezar el día
  • Empieza el día dando gracias a Dios por regalarte un día de vida más. Al fin y al cabo, estés pasando por un buen o mal momento, estás vivo. Sonríe, da gracias, pídele a Dios que te ayude y tu día seguro que será mucho mejor. ¡Sé positivo!
  • Haz unos estiramientos para desperezarte. Tu cuerpo te lo agradecerá en muchos sentidos. Tu circulación, oxigenación, tono muscular, etc. se verán favorecidos. Merece la pena, ¿verdad?
  • Y ahora métete en la ducha y… ¡sé valiente! Empieza con agua caliente y finaliza con el agua más fría que puedas comportar. ¡No lo pienses! Solo gira al máximo el grifo para que salga agua helada y respira, o grita si lo precisas. Tu corazón empezará a bombear con fuerza, la circulación sanguínea se acelerará y la sangre repartirá oxigeno y un agradable calor recorrerá tu cuerpo cuando apagues el grifo y te abraces con una suave toalla de rizo bien mullidita. ¡No tengas miedo! Puedes hacerlo y disfrutarlo.
  • Sigamos una taza de agua caliente. Puede ser sola, con unas gotas de limón o infusionando algún vegetal seco de tu agrado; canela, cardo mariano, te verde, pétalos de rosas, stevia, cardamomo, cascara de naranja… En fin, hay tantas posibilidades que nunca te vas aburrir y tu cuerpo no dejará de darte las gracias.
  • Haz la cama y deja tu habitación limpia y ordenada. Verás que agradable será encontrarla así, cuando llegues tarde y cansado a casa.
  • Si no practicas el ayuno intermitente, toma un buen desayuno equilibrado y completo, limitando al máximo los alimentos refinados, procesados, azucarados y las grasas de mala calidad. Concentrándote en alimentos ecológicos, enteros, frescos y de origen local, como; frutas de temporada, cereales integrales, frutos secos, incluso una ensalada variada, si te apetece. Sin olvidarte de incluir algún alimento probiótico como kéfir de agua, encurtidos sin pasteurizar o un vaso de te de kombucha casero, para mejorar tu bienestar intestinal.
  • Y no fumes, no consumas drogas ni alcohol. ¡Este es un tema serio! Si normalmente lo haces, plantéate decir adiós a estas adicciones y si precisas ayuda acude a un buen profesional.
  • Si no te encuentras bien, preferiblemente elige remedios naturales. Un buen naturópata podrá ayudarte si no sabes qué necesitas.
Desayunar alimentos cargados de vitaminas y minerales te revitalizará

Y aunque podría darte un millón de consejos más, creo que con esto tienes más que suficiente para empezar. ¿Te gustan mis listas?, ¿Quieres que escriba alguna sobre algún tema que te interesa en especial? Si es así, déjame un comentario o escríbeme en Instagram (@elrincondenanabyvirginia) o envíame un email a virginia@elrincondenana.es

No olvides que si deseas mejorar tu bienestar con mi ayuda, también puedes pedirme una cita por email.

¡Qué la salud te acompañe!

Virginia Quetglas

Diplomada en Naturopatía y directora de la Escuela de Cocina Sana, El Rincón de Nana

Las informaciones contenidas en esta web se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido de la misma, y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. Ninguna de las informaciones ni de los productos mencionados en www.elrincondenana.es están destinados a diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Solo deseamos asesorarte sobre cómo disfrutar de una vida saludable, a través de consejos, recetas, sugerencias, etc. Estos artículos están pensados para personas mayores de edad y sanas. Por favor, ¡se responsable!

Sobre las terapias naturales, advertimos a todos los usuarios de la naturaleza no sanitaria de las terapias naturales y no convencionales; y el hecho de que los beneficios físicos y/o psíquicos que pueden derivarse de la utilización de las técnicas ofertadas no esté garantizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *