¿Estás resfriado? Te regalo mis recetas y consejos

En mi consulta me gusta ayudar a prevenirlos pero si no has hecho un trabajo correcto de prevención en muy probable que ya sea tarde y te hayas constipado, estés resfriado o vayas a “caer”…

Es época de resfriados, constipados y gripes. En mi consulta me gusta ayudar a prevenirlos pero si no has hecho un trabajo correcto de prevención en muy probable que ya sea tarde y te hayas constipado, estés resfriado o vayas a “caer”…

Por ello, me gustaría informarte un poco más sobre estas infecciones y cómo sobrellevarlas mejor con remedios naturales ya que como dice la sabiduría popular, “un constipado dura 7 días y si vas al médico 1 semana”.

Con esto no quiero decir que no debamos ir a visitar a un especialista si realmente sentimos que lo necesitamos. Pero sí que muchas veces acabaremos tomando vacunas, antibióticos, antipiréticos, antiestamínicos y quien sabe qué más sin necesitarlo. Con los efectos secundarios que ello conlleva, como debilitar a nuestra flora bacteriana que en estos casos lo que necesita es todo lo contrario.

La mayoría de las infecciones respiratorias, como los resfriados o constipados, van y vienen en cosa de días, sin efectos duraderos. Pero algunos causan problemas de salud graves. Además, si fumas o si eres fumador pasivo porque estás en contacto con el humo serás más propenso a padecer enfermedades respiratorias y complicaciones más graves que los no fumadores.

Los resfriados aparecen de manera gradual y normalmente se propagan por contacto cotidiano. Su síntomas generalmente son congestión o secreción nasal y estornudos. Otros síntomas son: tos, garganta irritada y ojos llorosos.

Generalmente, la gripe se presenta de repente y dura más tiempo que un resfrío. Los virus de la gripe se propagan principalmente por las gotitas que esparce una persona enferma al toser, estornudar o hablar. También puede contraerse al tocar una superficie o un objeto con el virus. Los síntomas de la gripe incluyen fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, tos seca, cuerpo dolorido, fatiga y malestar general. Al igual que los virus que causan el resfriado, el de la gripe puede causar congestión o secreción nasal, estornudos y ojos llorosos. Los niños pequeños también pueden experimentar náuseas y vómito.

Si empiezas a sentir cualquiera de estos síntomas lo primero que te recomiendo es que descanses. Sí, hazme caso y ¡descansa! porque quizá así puedas prescindir de medicación que muchas veces pedimos al médico porque queremos seguir haciendo las tareas del día a día eliminando estos síntomas que indican que hemos enfermado y que son muchas veces una ayuda para mejorar. Por ejemplo:

La fiebre es un mecanismo de defensa natural de tu organismo que te permite destruir virus y acabar con la infección. Pero si eliminamos la fiebre enseguida que esta aparece es muy probable que acabemos “disfrutando” de una maravillos gripe o resfriado por no haber permitido que realizara su función. Hoy en día ya son muchos los pediatras que aconsejan no medicar a nuestros hijos siempre y cuando la fiebre no sobrepase los 39ºC o dure más de 48 horas. Pero en este caso nuestro hijo necesitará supervisión constante y mucho descanso. ¿Estamos preparados para quedarnos en casa con ellos, sin ir a trabajar, e incluso no dormir para poder velar por su bienestar? En muchísimos casos, me encuentro con papás y mamás que prefieren medicar a sus hijos para que puedan ir al cole y ellos a su trabajo, haciendo ver que “no pasa nada”…

Pero realmente si estamos enfermos lo estamos, así que deberíamos comportarnos como tal y dejar de tomar productos para eliminar la tos o el moco que son formas de secretar y limpiar nuestro organismo, escuchar a nuestro organismo si hay alergia porque quizá en lugar de hacer oídos sordos con antihistamínicos podríamos echar un vistazo a nuestro hígado para saber si este está bloqueado y necesita una depuraciónn o a nuestro hígado ya que si este sufre un problema de permeabilidad podría estar permitiendo que algunos tóxicos “se paseen” por nuestro organismo dando lugar a este tipo de problemas. Y podría daros muchos más motivos y contaros muchas más cosas pero la verdad es que prefiero personalizar en consulta porque no todos somos iguales por lo que no necesitamos lo mismo ni de la misma manera. Con este artículo solo pretendo que reflexiones… ¿lo harás?

Aún así aquí te dejo algunas recomendaciones que podrían ayudarte y deseo que lo hagan.

  • Lávate las manos con frecuencia con agua y algún jabón ecológico como los de amapola o biocenter durante mínimo 20 segundos. Y enseña a tus hijos a hacer lo mismo. Tanto los resfriados como la gripe pueden transmitirse a través de las superficies contaminadas, incluyendo las manos.
  • Reduce el contacto con personas infectadas. Y sobretodo mantén a los bebés alejados de las multitudes durante los primeros meses de vida. Si llevas unos hábitos de vida saludable y has hecho una buena prevención puedes saltarte este paso porque probablemente tu sistema inmunológico responderá correctamente.
  • No comas por comer. Contrario a lo que nos han enseñado que para estar fuerte hay que comer, si cuando estás enfermo tu cuerpo dedica la poca energía que tiene a hacer la digestión, no le queda energía para curarse.
  • Pero si tienes hambre, solo cuando tu organismo te lo pida, toma alimentos saludables, es especial fruta y verdura cruda, cocida al vapor, en cremas, purés, caldos y batidos.
  • Y duerme. Descansa todo lo que puedas. Tu organismo necesita toda la energía posible para sobreponerse. Y esto pasa por que no dejes que nadie te robe energía. Quizá es un buen momento para poner límites a los ladrones de energía porque hay que encontrarle a todo la parte positiva y aunque no lo creas estar enfermo, la tiene 😉
  • Para prevenir, además de lo que ya te he comentado es importante que hagas ejercicio moderado de forma habitual y que reduzcas tus niveles de estrés o ansiedad.
  • Por lo general, los resfriados tienen que seguir su curso pero hacer gárgaras con agua de mar puede aliviarte el dolor de garganta.
  • Un humidificador con los aceites esenciales adecuados como eucaliptus radiata, niaulí, ravintsara, etc. puede ayudarte.
  • Mantente hidratado con líquidos vitalizados para eliminar toxinas a través del sudor y de la orina.
  • Evite los productos con alcohol o cafeína así como las frituras, la bollería industrial y el azúcar simple.
  • Y por supuesto siempre puedes acudir a tu médico para descartar; bronquitis, sinusitis, infecciones del oído, neumonía y hacerle todas las consultas que precises.
  • El resumen de todos estos consejos es que potencies la energía curativa de tu organismo. Porque al final quien te cura no son las medicinas sino tu sistema inmunológico.

Para intentar no contagiar a otras personas:

  • Reduce el contacto con los demás.
  • Y cúbrete la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar.

En El Rincón de Nana podrás encontrar productos naturales de buena calidad para mejor los síntomas si lo consideras oportuno pero ten en cuenta que las personas con ciertos padecimientos de salud, tales como hipertensión arterial o diabetes, deben consultar con un médico antes de tomarlos. Entre ellos encontrarás productos que funcionan como:

  • descongestionantes nasales ayudan a destapar la nariz tapada;
  • antitusivos ayudan a aliviar la tos;
  • expectorantes ayudan a aflojar el moco;
  • antihistamínicos ayudan a parar congestión nasal y los estornudos; y
  • analgésicos pueden ayudan a aliviar la fiebre, los dolores de cabeza y los dolores leves.

Si acudes al médico debes comentarle todos los suplementos y medicinas que estés tomando para que pueda darte unas recomendaciones adecuadas y personalizadas.

Y por favor, consulte siempre con un profesional de la salud antes de darle una medicina a un niño.

Se responsable y ves al médico si no mejoras o sufres alguno de estos problemas:

  • Tos que no te deja dormir.
  • Fiebre alta o fiebre que no responde al tratamiento si estás medicandote para ello.
  • Dificultad creciente para respirar.
  • Dolor facial.
  • Dolor de pecho.
  • Cambios en el moco, después de haberte sentido mejor.

En los niños, bemos estar atentos a las fiebres altas y los comportamientos anormales, tales como una somnolencia fuera de lo común, llanto excesivo,  tocarse excesivamente las orejas o el estómago y una respiración sibilante con pitidos, así como pecho que se hunde.

Y para terminar te regalo estas recetitas que “reviven a un muerto” 😉
Para hacer SOPITA DE MISO ESPECIAL RESFRIADOS hierve agua de buena calidad con una cabeza de ajos ecológicos con su piel a la que le habrás dado un golpe con una maza para macharcar los dientes, la piel de un limón ecológico y un trozo de jengibre ecológico pelado durante 5 minutos y luego baja el fuego hasta que se mantenga haciendo “chup, chup” 15 minutos más. Aparta la olla del fuego y sírvete en un tazón bien grande con una cucharada sopera de miso no pasteurizado que tienes que diluir poco a poco con una cuchara y un tenedor.
Puedes prepararte un BATIDO PARA CONSTIPADOS con 4 tazas de agua de buena calidad 2 tazas de piña bien madura y una cucharada de jengibre en polvo.
Y si tienes hambre haz unas tortitas de pan de las que enseño a preparar en el primer nivel de mi  Curso de Cocina Consciente con harina de lenteja roja y harina de arroz integral o si no eres alumno mío busca un pan dextrinado o de centeno 100% y prepara este PATÉ CURALOTODO batiendo 3 corazones de alcachofa que previamente habrás cocinado al vapor con 1 cucharada de café de rosa mosqueta en polvo, otra de reishi en polvo, 6 dientes de ajo negro, 1 cucharada sopera de albahaca, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra de presión en frío, otro chorro de agua (la que neceites para conseguir una consistencia de paté cremoso), un tapón de agua de mar, 1 ciruela umeboshi sin hueso, 1 cucharada de postre de miso no pasturizado, 1 cucharada de levadura nutricional y un buen chorro de limón.
Como siempre te deseo, ¡qué la salud te acompañe!

Si lo deseas puedes pedir una cita para mi consulta, ya sea en Palma, Lloseta, vía telefónica o skype para poner estos y otros consejos en práctica hasta conseguir que el descanso se instaure de forma natural en tu día a día.

¡Qué descanses y te recuperes pronto!

Virginia Quetglas

Naturópata y Coach del Bienestar
Asociada COFENAT nº 11143
Las informaciones contenidas en esta web se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido del mismo, y se recomienda al lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. Ninguna de las informaciones ni de los productos mencionados en www.elrincondenana.es están destinados a diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Solo deseamos asesorarte sobre cómo disfrutar de una vida saludable, a través de consejos, recetas, sugerencias, etc. Estos artículos están pensados para personas mayores de edad y sanas. Por favor, ¡se responsable!
Sobre las terapias naturales: Escuela de Cocina Sana CB advierte a todos los usuarios de la naturaleza no sanitaria de las terapias naturales y no convencionales; y el hecho de que los beneficios físicos y/o psíquicos que pueden derivarse de la utilización de las técnicas ofertadas no está garantizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*