Croquetas de tempeh de garbanzos

Tempeh, el secreto de Indonesia  Por mucho que digan que […]

Tempeh, el secreto de Indonesia 

Por mucho que digan que sustituir carne animal por vegetal es sencillo, realmente no es tan fácil si no tienes conocimientos. Así que sigue leyendo porque quiero compartir contigo unas croquetas fáciles de hacer y que te van a ayudar a consumir proteína vegetal de calidad de forma muy sencilla. Y lo mejor es que están riquísimas. Y si no, ¡ya verás como se las comen los más peques de la casa!

Si resulta que la proteína vegetal es de mejor calidad que la animal para nuestro organismo. Entonces el tempeh es un aliado que deberíamos conocer.

Se trata de un alimento principalmente resultante de la fermentación de judías de soja con el hongo Rhizopus, aunque hoy en día podemos encontrarlo de cereal, semillas u otro tipo de legumbres como el garbanzo, que es el que yo uso. Es compacto y tiene un aroma que recuerda a las setas o a las nueces.

Es una una forma de tomar un buen aporte de proteínas, muy popular en Indonesia aunque actualmente se está poniendo de moda en nuestro país, gracias a personas que se preocupan por la calidad de su alimentación, especialmente veganos. El tempeh es un producto muy nutritivo rico en isoflavonas que refuerzan los huesos, ayudan a aliviar los síntomas de la menopausia y reducen el riesgo de enfermedades coronarias y algunos tipos de cáncer. La fermentación del tempeh produce agentes de antibiótico naturales así como encimas. Además es una manera interesante de ingerir todos los aminoácidos esenciales si no consumes alimentos animales.

El tempeh, tiene una textura estable y compacta por lo que normalmente se corta y se fríe hasta que está crujiente y dorado para comer acompañado de ensalada o patatas. También pueden ser usado como ingrediente en sopas, cremas de untar, ensaladas y sándwiches.

Puedes preparar tu propio tempeh en casa y de forma muy económica, pero eso lo aprenderemos otro día. Hoy, quiero compartir contigo mis espectaculares croquetas de tempeh de garbanzos. Así que, ¡manos a la obra!

croquetas, tempeh, virginia, quetglas, garbanzos, vegana, escuela, cocina, coach, nutricional, peso, ideal, mallorca, escuela, cocina, sana, dieta

 

 

Ingredientes:

 1 paquete de tempeh

1 tira de alga kombu

1 cucharada sopera de tamari

2 zanahorias grandes

2 dientes de ajo

1 cucharadita rasa de comino en polvo

3 cucharas de perejil fresco

Harina de garbanzos

Aceite de girasol

croquetas, tempeh, garbanzos, virginia, quetglas, healthycheaf, escuela, cocina, sana, rincón, nana, dieta, peso, ideal, salud, belleza, vagana, vegetariana

Elaboración

Pon en remojo, 30 minutos en agua tibia, la alga kombu. Desecha el agua y pícala finita.

Corta el tempe en trozos y ponlo a cocer tapado con un vaso de agua, el tamari y la alga kombu 15 minutos. Dale la vuelta al tempeh a mitad de cocción.

Desmenuza con un tenedor la mezcla cuando aún está caliente.

Ralla las zanahorias y con una servilleta de papel presiónalas hasta que estén bien escurridas.

Mezcla hasta que quede una masa homogénea y fácil de moldear; las zanahorias ralladas con el tempeh desmenuzado, la kombu picada fina, el ajo, el comino y el perejil.

Espera a que se enfríe y ves tomando porciones con una cuchara grande y dales forma de croqueta cilíndrica como las de la foto.

Finalmente pásalas por la harina de garbanzos y ves friéndolas cuando el aceite esté caliente sin que llegue a humear.

Colócalas sobre papel de cocina absorbente así como se vayan dorando y sírvelas calentitas con tu salsa preferida, a poder ser casera y patatas o ensalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*